Nobel a la literatura

nobel

La de una literatura expandida que convertirá a los mejores guionistas de nuestra época y del futuro inminente (digamos: Aaron Sorkin, Alan Moore, Moira Walley-Beckett o Jill Solloway) en candidatos al galardón máximo.

Después de dos apuestas arriesgadas, era de prever que la Academia Sueca volvería a la literatura —digamos— literaria. Y lo ha hecho con un extraordinario novelista inglés de origen nipón, Kazuo Ishiguro (Nagasaki, 1954), cuyas dos novelas más hipnóticas y rotundas, Los restos del día y Nunca me abandones, fueron adaptadas cinematográficamente, lo que multiplicó exponencialmente sus lectores y creó puentes entre el consumo popular y la buena literatura.

Anuncios

Que opinas