Recientemente la Universidad de Kingston en Reino Unido ha realizado un estudio que dice que hacerse la cama todos los días en realidad es menos limpio que dejarla sin hacer.

Según publicó Stephen Pretlove, en tu cama hay aproximadamente 1.5 millones de ácaros. Si al levantarte haces la cama, tu propio calor que aún reside en el interior de la cama hace que estos bichos se caguen y se reproduzcan con mayor facilidad.

Por tanto según este estudio, hacerse la cama por las mañanas no sólo evita que estos ácaros mueran, sino que también favorece la reproducción de los mismos. Como ya sabemos la presencia de ácaros puede provocar muchos problemas a los asmáticos e incluso generar insomnio en algunas personas.

Anuncios

Que opinas